Toda la información sobre el Método ROPA que necesitáis saber

Toda la información sobre el Método ROPA que necesitáis saber

El Método ROPA es el tratamiento de reproducción asistida que eligen más parejas de mujeres que optan por una maternidad biológica compartida. La donación de un óvulo de una mujer a la otra, da lugar a una madre gestante y a una madre donante. En este artículo os daremos toda la información sobre el Método ROPA: las pruebas, la medicación, la sincronización de ciclos, esperamos dar respuesta a todas las dudas que planteáis cuando antes de ir a un centro de reproducción asistida.

Primero decir, que el Método ROPA es el tratamiento de reproducción asistida con mayores tasas de éxito embarazo, entorno al 89% de éxito, cuando la madre donante es menor de 35 años y presenta una calidad ovocitaria normal.

Antes de realizar un Método ROPA es interesante conocer la fertilidad de ambas, para evitar sorpresas una vez habéis decidido vuestro plan de maternidad. Es importante saber quién es más fértil, pues convendrá que sea ella quién aporte el óvulo, para aumentar la probabilidad de éxito. Aunque la última decisión es totalmente vuestra.

Pruebas de fertilidad en Método ROPA

Antes de realizar ninguna prueba médica, el ginecólogo realizará una entrevista en profundidad para conocer vuestro historial médico y ginecológico, para conocer bien vuestros antecedentes. Si todo es correcto, a realzaréis una serie de pruebas con diferente objetivo.

Madre ovodonante: dado que es quién aportará el óvulo, se realizaran las pruebas necesarias para comprobar su reserva ovárica. Así, además de una ecografía vaginal RFA para hacer un recuento de folículos, también se realizará una analítca de sangre en la que se mirará:

  • Hormonal (FSH, LH, TSH, PRL)
  • Hormona Antimülleriana
  • Hemograma
  • Coagulación
  • Infecciones
  • Grupo Sangre-Rh
  • Cariotipo

Madre gestante: hay que comprovar el estado de su útero y descartar pólipos, u otras patologías que pudiesen impedir la implantación  del embrión o provocar un aborto. Se realizará una ecografía del utero y  una analítca de sangre en la que se mirará:

  • Hormonal (FSH, LH, TSH, PRL)
  • Vitamina D
  • Hemograma
  • Coagulación
  • Infecciones
  • Grupo Sangre-Rh
  • Insulina- Glucosa
  • Estudio Síndrome Antifosfolípido

La sincronización de los ciclos

Para realizar un Método ROPA, debemos sincronizar vuestro ciclo reproductivo. De manera que ambas sigáis el mismo ritmo, y cuando la madre donante sea sometida a la extracción de sus óvulos, la madre gestante se encuentre en ovulación. Esto lo conseguimos mediante la estimulación de la ovulación y la preparación del endometrio de la madre gestante mediante progesterona.

Después de observar los embriones durante 3 días o más (hasta 5/ 6 días si se transfieren blastocitos) se selecciona el mejor embrión (o más de uno) y se transfiere al útero de la madre gestante. A veces el endometrio de la futura madre gestante no está en las mejores condiciones y es preciso esperar al siguiente ciclo reproductivo. Entonces se procede a criopreservar los embriones  para una transferencia en diferido.

Cuando os plantean esta opción, en seguida  preguntáis la diferencia y si ello afectará al futuro bebé.  Pues bien, el equipo de biólogos de CRA Clínica Sagrada Familia ha realizado un estudio retrospectivo de pacientes que realizaron un ciclo de FIV con ovocitos propios, entre enero de 2013 y diciembre de 2015. Las conclusiones las presentaron en el último congreso de ASEBIR.

La conclusión es que las tasas acumuladas de gestación, aborto y recién nacido vivo son similares. No se detectan diferencias significativas en pacientes que realizaron transferencia en fresco respecto a pacientes que realizaron transferencia diferida. La transferencia diferida surgió como alternativa a la transferencia en fresco en tratamientos de reproducción asistida de FIV, para evitar los efectos negativos de la estimulación ovárica sobre la receptividad del endometrio y a la vez, reducir el riesgo de hiperestimulación ovárica.

En el caso del Método ROPA da más margen para que el endometrio se encuentre en óptimas condiciones y el embrión se implante sin problemas en el útero de la madre gestante.

Pese a vuestras “ganas y nervios” por proceder inmediatamente a la transferencia del embrión, un sentimiento que entendemos perfectamente, a veces el equipo médico prefiere esperar para obtener una mayor receptividad del endometrio. La elección de un método u otro siempre dependerá de las circunstancias particulares de cada paciente y el equipo médico.

¡ Primera visita gratuíta !

Pide más información sin compromiso

(Visited 173 times, 1 visits today)