¿Qué tratamientos de reproducción asistida cubre la Seguridad Social?

Tratamientos reproduccion asistida Seguridad social pareja mujeres

No hace mucho que las parejas de mujeres tenemos derecho a acudir a la seguridad social si queremos ser madres. Poco a poco, las comunidades autónomas han ido adaptando sus normativas y protocolos en la sanidad pública a la nueva realidad social. Hasta el cambio, sólo se podían realizar tratamientos de fertilidad en la Seguridad Social a aquellas mujeres menores de 40 años en pareja heterosexual y que tuviesen un problema de infertilidad. Las parejas de mujeres o mujeres solteras no teníamos más remedio que ir a un centro privado.

¿Qué tratamientos de reproducción asistida cubre la Seguridad Social?

Como cualquier otra usuaria de la sanidad pública, las parejas de mujeres tenemos derecho al tratamiento de inseminación artificial y a fecundación in vitro. La mayoría de comunidades autónomas no incluyen el Método ROPA.

El protocolo establece que, en el caso de precisar banco de semen,  se haga primero hasta 6 inseminaciones artificiales. Si no se consigue el embrarazo, se procederá con la fecundación in vitro (FIV), hasta un máximo de 3 tratamientos. 

La FIV se realiza si la mujer tiene buena reserva ovárica, y los tratamientos podrán reducirse atendiendo a los resultados de los tratamientos previos y en función del pronóstico. En caso de necesitar donantes de óvulos, no todos los centros públicos pueden ofrecer este servicio, dado que carecen de banco de óvulos.

Requisitos para acceder a la reproducción asistida en centro público

No pueden acceder a la cartera de servicios de reproducción asistida parejas que ya tengan un hijo en común. Los recursos económicos de la sanidad pública son limitados y se entiende que el deseo de maternidad ya ha quedado cubierto con por la economía colectiva.
Otro limite es la edad. No se realiza una inseminación artificial si tienes más de 38 años, y para una Fecundación in Vitro el límite es de 40 años. Estos parámetros se establecen en base a las probabilidades de éxito de embarazo. En mujeres mayores de 40 años, la reserva ovárica (calidad y cantidad de óvulos) disminuye drásticamente así como las probabilidades de embarazo.

Pareja de mujeres: el doble de oportunidades

Así es. Tenemos la suerte de tener dos úteros, con lo que en nuestro caso las probabilidades de embarazo se amplían si alguna de nosotras presenta una causa de infertilidad grave. A priori todas nos creemos súper fértiles, y todas tenemos una amiga que se quedó embarazada a la primera. Pero a veces la realidad es otra. Antes de tomar una decisión, os recomendamos que hagáis una visita al ginecólogo y le pidáis que os mire como está vuestra reserva ovárica. Es tan sencillo como hacer una ecografía vaginal para contar los folículos antrales, y un análisis de sangre. Con los resultados en la mano, podréis ver quién tiene la reserva ovárica en mejores  condiciones.

La edad debería ser un elemento muy importante a tener en cuenta si queréis ir por la Seguridad Social. Dada la lista de espera existente, no hay lugar para dudas o para el “vamos a esperar hasta los…”.

¡ Atención a la edad !

Echar cálculos:  Tras pedir una primera cita, iniciaréis el camino hacia la inseminación artificial, salvo indicación médica contraria, por lo que quién inicie el tratamiento debe de tener menos de 38 años. Ahora mismo en Cataluña la lista de espera para una inseminación artificial es de unos 6 meses, y para una Fecundación in Vitro un máximo de 22 meses, según el hospital.

Haciendo las cuentas de la lechera: 6 meses lista de espera, más 6 intentos (a uno por mes, aunque a veces se recomienda descansar), harían unos 12 meses. Como muy tarde tendrías que apuntarte a la lista a los 37 años recién cumplidos. Así, si no consigues el positivo, puedes entrar en la lista de espera para una FIV con 38 años, y tras los 22 meses (cómo máximo, según las listas de espera actuales)  empezarías el tratamiento con 39 años y poco.

Así que, quién quiera embarazarse a través de la Seguridad Social mejor que empiece el tratamiento con 36 años, por si acaso….

Desgraciadamente, la realidad es que la mayor parte de las parejas de mujeres acabamos acudiendo a un centro privado, porque creemos que nuestra juventud es eterna.

¡ Primera visita gratuíta !

Pide más información sin compromiso

(Visited 121 times, 1 visits today)