¿Por qué el Método ROPA no entra en la Seguridad Social?

Metodo ROPA seguridad Social

El Método ROPA no entra en la cartera de servicios de la Seguridad Social. Así de claro. Aunque cada comunidad autónoma tiene su propia legislación respecto a los tratamientos de reproducción asistida que cubre la seguridad social y los requisitos de acceso, ninguna incluye el Método ROPA.

¿Qué tratamientos de reproducción asistida cubre la Seguridad Social?

No hace mucho que las parejas de mujeres tenemos derecho a acudir a la sanidad pública si queremos ser madres. De hecho, hasta la fecha sólo es posible si eres residente en Cataluña, Andalucía, Asturias, País Vasco, Islas Canarias, Navarra y Extremadura.

Ya no es necesario ser pareja heterosexual con un problema de esterilidad. Sin embargo, sí debemos cumplir los límites de la edad: ser menores de 38 años para optar a una inseminación artificial con semen de donante, o menor de 40 años, para una fecundación in vitro, cuando la inseminación no ha funcionado.

Tenemos derecho a hacer hasta 6 inseminaciones artificiales, al tratarse de semen de donante, y un máximo de 3 fecundaciones in vitro. La FIV se realiza si la mujer tiene buena reserva ovárica, y los tratamientos podrán reducirse atendiendo a los resultados de los tratamientos previos y en función del pronóstico. . Otra de las limitaciones es que no tengamos un hijo en común. La Seguridad Social solo cubre un nacimiento por pareja.

¿Donación no anónima de óvulos?

Algunas interpretaciones entienden el método ROPA como una forma de donación de óvulos de una mujer a otra. Sin embargo, esto no es así, dado que se incumpliría  el anonimato exigido por Ley 14/2006 en relación a la donación de gametos. No se trata de una donación, sino de un uso de embriones por parte de la pareja, de la misma forma que una mujer heterosexual recibe los espermatozoides de su pareja masculina.

La ley de reproducción asistida en su artículo 11 dice: “Uno de los destinos posibles que podrá darse a los embriones u ovocitos crioconservados es su utilización por la propia mujer o su cónyuge.”

Por ello, para poder realizar el método ROPA ambas mujeres deberán estar casadas, algo que no es necesario en las otras opciones (Inseminación Natural, Inseminación Artificial o Fecundación in Vitro). De no estar casadas, sí que podría entenderse como una donación de óvulos no anónima.

¿Por qué el Método ROPA no entra en la Seguridad Social?

Aclarados los temas legales, la principal razón de no incluir el Método ROPA en la cartera de servicios públicos es el alto coste de una fecundación in vitro, por lo que se prioriza siempre la inseminación artificial. Cuando se trata de medicina publica, con recursos limitados, se prioriza la técnica más económica para conseguir el embarazo.

Hasta la fecha no se ha dado el caso que la mujer que desea gestar no disponga de una buena reserva ovárica y pida poder utilizar los óvulos más fértiles de su mujer. Ese seria un buen paradigma a plantear a la Seguridad Social y la Sanidad Pública.

¡ Atención a vuestra edad !

Asumido que la arcas públicas no nos pagaran un Método ROPA, hemos de planificar bien nuestra maternidad. Las mujeres que recurrimos a los tratamientos de reproducción asistida de la  sanidad pública corremos el riesgo de quedar excluidas si tenemos 38 años pues, como hemos dicho, desde que el médico de cabecera le remite al especialista pueden pasar muchos meses. A esto hay que añadir el tiempo para realizar las pruebas básicas de fertilidad y la puesta en marcha del tratamiento.

Las listas de espera varían entre los centros, pero la media ronda alrededor de los 6 meses para una inseminación artificial y los 22 meses para una Fecundación in Vitro.

En casos de mujeres con esa edad y con problemas de enfermedades como la endometriosis, se les procura adelantar en las listas de espera. Si es vuestro caso, os recomendamos acudir a la Unidad de Endometriosis del Hospital de la Vall d’Hebron, dirigida por la Dra. Suárez.

La realidad es que una parte importante de las parejas de mujeres acaban acudiendo al sistema privado, tras agotar los intentos en la Seguridad Social. En Catalunya hay 33 centros donde se puede hacer fecundación in vitro. De éstos, 27 son privados y 6 públicos. La diferencia entre centros privados y públicos es la falta de recursos económicos de la sanidad pública y el elevado coste de los tratamientos de reproducción asistida. 

¡ Primera visita gratuíta !

Pide más información sin compromiso

¡ Primera visita gratuíta !

Pide más información sin compromiso

(Visited 139 times, 1 visits today)