Los riesgos e inconvenientes de una inseminación casera

inseminación casera

Se multiplican las historias sobre madres lesbianas solteras o pareja de mujeres que compraron semen por internet y  consiguieron un embarazo. Explican el método, las motivaciones, pero no detallan los riesgos e inconvenientes de una inseminación casera

Superados los miedos y las dudas, que tenemos todas las mujeres en el momento que decidimos que queremos ser madres, buscamos información en internet y encontramos mucha y muy diversa. Toda confluye en lo más básico. A simple vista, parece fácil, presuponiendo que no tengas un problema de fertilidad:

  1. Conseguir el semen: ya sea de un donante conocido o comprar el semen fuera. Has de saber que en España los bancos de semen sólo lo «suministran» a ginecólogos registrados en la Sociedad Española de Fertilidad.
  2. Calcular el día de la ovulación, hay incluso Apps que te ayudan.
  3. Proceder a insertar el semen dentro de la vagina, de la misma manera que nos ponemos un tampón.

Así a modo de lista, parece sencillo y efectivo. Pero ¿estás segura que no tienes un problema de fertilidad? Antes de iniciar el proceso, te recomendamos que acudas al ginecólogo para una exploración, para descartar quistes u otras anomalías que impedirían el embarazo.

Los riesgos e inconvenientes de una inseminación casera

Temas médicos a parte, has de conocer también como se encuentra la legislación sobre filiación en España. Si te planteas ser madre soltera, podrás inscribir el bebé a tu nombre en el Registro Civil, sin necesidad de especificar el nombre del padre u otra persona.

Si sois pareja de mujeres y deseáis inscribir el bebé a nombre de las dos, es decir, queréis aparecer ambas como madres legales: habéis elegido el camino más largo y costoso. No tendréis más remedio que iniciar los trámites para que la madre no gestante pueda adoptar al bebé, con los costes de abogados y los nervios del proceso que ello implica. Previamente tendrás que inscribir al bebé como hijo de madre soltera, pues para poder inscribirlo a nombre de la otra madre, el registrador os exigirá el documento acreditativo de la clínica de reproducción asistida conforme se trata de semen de donante anónimo. No aceptaran ningún documento que os pueda facilitar la empresa que os haya vendido el semen asegurando que se trata de un donante anónimo.

En caso que utilicéis el semen de un amigo, de nada sirve su declaración en notario renunciando a la patria potestad. Simplemente no puede hacerlo. La ley española es muy biologista y protege al menor, considerando que tiene derecho a tener «un padre biológico» que lo mantenga. En este caso, se basa más en los deberes como padre (manutención y educación), más que en sus derechos.

Las razones médicas y económicas

La diferencia de precio entre comprar una muestra y el precio  de una inseminación artificial con semen de donante en un centro de reproducción asistida, es la principal razón de las mujeres que optan por la inseminación casera, sobretodo de aquellas que desconocen la posibilidad de realizar una inseminación natural.

La muestra más sencilla –con los datos básicos del paciente y la cantidad suficiente para embarazarse– puede salir por 450 euros. La misma técnica en la clínica oscila entre los 550 y 1.500 euros de media, dependiendo de si se precisa o no medicación. La inseminación en clínica es de tres a cuatro veces más efectiva ¿Por qué tanta diferencia? Pues simplemente porque la inseminación en clínica eses intrauterina, mediante una ecografia, el médico coloca la muestra de semen directamente en el utero, lo que resulta entre  tres a cuatro veces más efectiva. En casa se deposita el semen en la vagina de la mujer con la jeringa. Se depositan los espermatozoides pero también el líquido anticongelante que hay en la muestra. En el laboratorio del centro de reproducción asistida limpian el semen y verifican la calidad del mismo.

Si tu principal motivación es la económica. Puedes plantearte una inseminación natural en CRA Clínica Sagrada Familia. Por muy poco más de lo que te cuesta en internet la muestra de semen, tendréis todas las garantías sanitarias, pero también la intimidad que buscáis en una inseminación casera. Es el único centro de reproducción asistida recomendado por la Asociación de Familias Lesbianas y Gais.

Pero antes de continuar con el tratamiento, contesta o contestad a éstas «10 preguntas que deberíais haceros antes de un tratamiento de reproducción asisitida»

¿Quieres ser madre?

¡ Primera visita gratuíta !

Llámanos 93 51 17 100
o déjanos tus datos y te llamamos

(Visited 2.466 times, 1 visits today)