¿Cómo es la elección del donante de semen?

elección del donante de semen

Cuando decidimos ser madres, una de las principales preocupaciones que tenemos las parejas de mujeres que optamos por un hijo biológico es la elección del donante de semen. Nos preocupa el físico pero también si nuestro bebé heredará su carácter o las enfermedades familiares del donante. Poder conocerlo o saber más sobre él disiparía alguna de las dudas.

Sin embargo, tal como está la legislación en reproducción asistida en España es algo imposible. No podemos pedir un donante de semen a la carta, y mucho menos conocer su identidad. La donación tanto de semen como de óvulos es anónima y la elección la realiza el ginecólogo en función de los datos fenotípios de la pareja. En nuestro caso, los rasgos (altura, color del pelo y la piel, ojos… ) tanto de la futura madre gestante como de la otra futura madre.

Por ello no podemos ir a un centro de reproducción asistida con “un potito de semen” de un amigo o comprado por internet, y pedir que nos inseminen. Por ley, están obligados a utilizar un banco de semen.

El perfil del donante de semen

Suelen ser estudiantes, sanos, entre los dieciocho y veinticinco años, y generalmente acuden por motivos económicos. A partir de los 25 años las necesidades económicas ya no son las mismas y por tanto el número disminuye.

En el banco de semen comprueban que estan físicamente sanos y que no tengan ninguna enfermedad psicológica.

No puede padecer ellos ni sus familiares directos trastornos genéticos mayores ni enfermedades hereditarias, como por ejemplo el asma, la diabetes, la epilepsia, una espina bífida, hemofilia, hipercolesterolemia familiar, esclerosis, una malformación cardiaca congénita, fibrosis quística o hipertensión arterial. Por supuesto, no puede estar infectado de antígenos de hepatitis B, anticuerpos anti-hepatitis C, anticuerpos anti-HIV ½, Clamydia, herpes, gonorrea, citomegalovirus o sífilis, entre otras enfermedades.

Tampoco puede padecer infecciones bacterianas evaluables en cultivos de sangre en orina y semen.

Requisitos para ser donante de semen

Los requisitos de un banco de semen son muy estrictos, hasta el extremo sólo entre un 5 y un 10% de los aspirantes son admitidos finalmente. El motivo es doble: por un lado, los bancos de semen tienen unos requisitos altísimos en cuanto a la calidad del semen y los hombres tienen que tener entre 18 y 35 años y someterse a pruebas para descartar enfermedades genéticas, infecciosas y mentales. Por otro lado, la calidad del semen de los hombres españoles ha decaído en los últimos años. Se ha pasado de admitir al 30% de los candidatos al 7% actual.

El nivel de exigencia es muy alto. Han de tener un semen de gran calidad, de 4,5 veces los niveles normales así como que soporte adecuadamente el proceso de congelación y descongelación. Generalmente, se eligen aquellos donantes que son capaces de producir muestras con un total de 90 millones de espermatozoides de gran calidad.

La selección de los donantes lleva su tiempo porque cuando un joven acude a la clínica con la intención de donar su semen, lo primero que tiene que hacer es pasar una entrevista psicológica. Si esta primera prueba no la pasa, por muy buena que pudiese ser la calidad de su semen, no se sigue adelante con el resto de los exámenes. En caso de que psicológicamente se le considere apto, el potencial donante es sometido a toda una serie de pruebas médicas para descartar todas aquellas enfermedades que son posibles descartar.

La donación es anónima, bajo control médico y exigiendo una correcta trazabilidad de la muestra de manera. Es importante esta trazabilidad por dos razones. La primera; en caso que el nacido padeciera una enfermedad grave, un juez pudiese comunicar a un equipo médico los datos del donante para su posible curación. Y la segunda, se permite un máximo de 6 bebés nacidos por donante de esperma.

¿Qué pruebas médicas se hace al donante de semen?

Una vez pasada la entrevista, se realiza un hemograma y una serología (para conocer si padece hepatitis B, C o VIH), una analítica del grupo sanguíneo y RH (fundamental para saber si es compatible con el de la madre); y el cariotipo, que es un estudio de cromosomas para descartar anomalías cromosómicas. Todo este tipo de pruebas se vuelven a repetir a los seis meses para comprobar que los valores son los mismos.

Algunos centros, como CRA Clínica Sagrada Familia, realizan el Test de Portadores de Enfermedades Genéticas para, una vez conocida la mujer receptora, minimizar el riesgo de transmisión de este tipo de enfermedades.

En el caso de que las muestras sean aceptadas se mandan al banco de semen, se congelan y se mantienen en cuarentena durante seis meses. Transcurridos estos meses, y en caso de que todos los análisis de enfermedades infecciosas transmisibles hayan sido descartados, las muestras se liberan.

Si has llegado hasta aquí y te sigue preocupando no poder saber más sobre el donante de semen o que sea anónimo, plantéate: ¿Quiero un padre o un donante de semen?

¡ Primera visita gratuíta !

Pide más información sin compromiso

(Visited 1.613 times, 2 visits today)