Lactancia compartida en pareja de mujeres

lactancia compartida en pareja de mujeres

Crece interés en la lactancia compartida en pareja de mujeres. Es la forma en que la madre no gestante puede dar el pecho a su bebé mediante la lactancia inducida.

En el caso de la lactancia compartida en pareja de mujeres, el objetivo es crear un lazo afectivo con el bebé. La producción de leche conseguida puede ser muy variable, por lo que la nutrición debería quedar en un segundo plano.

La inducción a la lactancia no es un proceso simple y existen muchos factores clave relacionados con el proceso que es necesario conocer antes de empezar.

La inducción a la lactancia de la madre no gestante

La lactancia inducida ha sido la manera que las madres adoptivas han podido dar el pecho a un bebés adoptado. Su experiencia es totalmente traspasable en el caso de una pareja de mujeres, en que la madre no gestante desea dar también el pecho. Es posible.

Según la asociación Alba lactancia materna, existen diversos tipos de inducción, dependiendo del tiempo que se disponga antes del nacimiento del bebé y de lass preferencias personales.

El objetivo de la inducción es la estimulación de la glándula mamaria y el aumento de la prolactina en sangre para que se inicie la producción de leche materna.

Inducción farmacológica

Planteada por el Dr Jack Newman y Lenore Goldfarb, basan la mayoría de sus protocolos en el uso de ciertos medicamentos y la estimulación del pecho. Se busca  imitar el crecimiento de la glándula mamaria que se produce durante el embarazo, el aumento de prolactina en sangre que se produce unas horas después del parto y la estimulación y extracción de leche que el bebé realiza al mamar.

Estos protocolos son bastante efectivos a la hora de conseguir producir leche, pero es necesario recordar que para iniciarlos es necesario contar con la aprobación y seguimiento de un profesional médico dado que los fármacos pueden causar efectos secundarios en la mujer.

La inducción farmacológica está indicada en el caso de madres adoptivas de bebés menores de seis meses. Si se trata de una pareja de mujeres o una  maternidad subrogada se aconseja otros métodos.

Inducción con fitoterapia

Existe la creencia popular que  muchas plantas y hierbas ayudan a aumentar la producción de leche. Sin embargo,  la evidencia científica indica lo contrario e incluso señala a algunas de ellas como potencialmente peligrosas para la lactancia, ya que pueden disminuir la cantidad de leche, o para el bebé, si su madre la consume en exceso.

Aunque no existe evidencia científica, empíricamente sabemos que la levadura de cerveza puede aumentar los niveles de prolactina en sangre, lo que se traduciría en un aumento de producción de leche.

El uso de galactogos es parte del proceso de inducción pero no puede ser el único y no se puede otorgar más protagonismo a estos suplementos de fitoterapia que a la medida estrella en un proceso de inducción: la estimulación de la glándula y la extracción de leche.

Este tipo de inducción se recomienda a las madres que no quieren tomar fármacos y que prefieren centrarse en la estimulación y la ayuda de la fitoterapia. Es el caso de parejas de madres que quieren compartir la lactancia de manera parcial.

Inducción exclusivamente mediante estimulación

La estimulación es el método más efectivo. Se basa en  realizar extracciones frecuentes para conseguir la correcta estimulación de la glándula. Un sacaleches eléctrico puede ser muy práctico y permite una estimulación muy eficaz.

El proceso para conseguir leche puede ser más lento, así que se requieren meses y paciencia antes de empezar a ver las primeras gotas de leche.

Una vez ha nacido el bebé, puedes acercarlo al pecho, de forma que iniciarás una relación de lactancia materna mientras que estimula más la producción de leche. Sin dejar la lactancia en el seno de la madre gestante.

La lactancia compartida

No existe manera de predecir si la producción de leche llegará a niveles suficientes para satisfacer completamente las necesidades del bebé.

Existen experiencias de todo tipo. Madres no gestantes que consiguen producir suficiente leche, y otras que apenas lo logran. Sea cual sea el resultado, lo importante es intentarlo. 

¡ Primera visita gratuíta !

Pide más información sin compromiso
CRA Barcelona



(Visited 477 times, 1 visits today)