Elegir un banco de semen en España

Elegir un banco de semen en España

España es uno de los países con más clínicas de reproducción asistida del mundo: alrededor de 400. También es un buen país donde elegir un banco de semen, nuestra ley de reproducción asistida es una de las más garantistas en Europa: en cuanto al anonimato del donante como en cuanto a la calidad del semen de los donantes.

El anonimato del donante de semen

Las donaciones en España son, por ley, totalmente anónimas, salvo en casos excepcionales en los que corra peligro la vida del nacido. Es decir, el donante nunca sabe quién es la receptora o el nacido y viceversa. No obstante, en varios países europeos han optado por innovar en sus legislaciones, «levantando el velo del donante en beneficio del hijo». Esto ha sucedido en Alemania, Suecia, Reino Unido o, más recientemente, Portugal, a través de una sentencia de su Tribunal Constitucional.

El fin del anonimato de los donantes en varios países ha implicado que las donaciones de semen hayan bajado notablemente, con el consiguiente descenso en las posibilidades de reproducción. En esos países ya solo donan un 10% de los que lo hacían y las receptoras han tenido que buscar otros destinos, como España, gracias a su sistema altruista y anónimo.

El fin del anonimato de los donantes en varios países ha implicado un considerable descenso en  las donaciones de semen.

Con la posibilidad del comercio online, se ha producido también  al crecimiento internacional de determinados de bancos de semen privados internacionales, donde se permite la «exportación de semen» así como la elección del donante. Al respecto, la Comisión Europea esta analizando los riesgos y determinaciones éticas que implica la comercialización de células humanas entre los países miembros, y se plantea modificar la directiva.

La utilización de esperma procedente de un banco extranjero implica la aceptación de la legalidad vigente en ese país, y abre la posibilidad a la «entrada del donante» en la vida del nacido con su semen.

El debate está en  poner en una balanza el derecho a la intimidad del donante y el derecho del niño a conocer sus orígenes biológicos. Cualquier futuro cambio en la legislación debe contemplar que no se le pueda exigir nada al donante. Aún así, los responsables de los bancos de semen en España avisan de un descenso en las donaciones si se acaba con el anonimato: «si alguien no quiere anonimato, no va a un banco de semen», señalan.

La selección de donantes en un banco de semen

Pese a la creencia generalizada, donar esperma no es un proceso sencillo ni rápido: se tarda meses en saber si un candidato es válido y tan solo se acepta a uno de cada diez.

Los bancos de semen en España, como Ceifer, uno de los más importantes,  siguen unos exigentes protocolos en la selección de los donantes. Al grueso de candidatos se les descarta porque su semen no llega a la calidad exigida. La criopreservación de la muestra se hace a  -196ºC y no todos los espermatozoides son capaces de aguantar este proceso.

Las pruebas a los donantes de semen

Actualmente, el primer paso que deben superar los candidatos a donantes es una consulta en el propio centro donde se realizan las donaciones. En esta primera toma de contacto se realiza una historia clínica, donde se ven sus antecedentes personales y familiares y sus hábitos.

Posteriormente se le realiza  un análisis de enfermedades infecciosas transmisibles, que se repite unos meses después de la donación, para descartar infecciones latentes. También se realiza un Test de Genético de Portadores de Enfermedades, en el que se descarta el riesgo de  transmitir enfermedades genéticas prevalentes. Los resultados tardan entre uno y dos meses en llegar.

Nueve de cada diez aspirantes no pasan la criba

El donante solo puede donar para seis bebés nacidos y tiene la obligación de informar, en cada proceso, de aquellos a los que se haya sometido con anterioridad, cuándo y dónde.

Las donaciones en España son, por ley, altruistas, aunque la Comisión Nacional de Reproducción Humana Asistida fija unas cuantías en concepto de gastos ocasionados. Son 50 euros en el caso del esperma.

El registro de donantes de semen

La Ley de Reproducción Humana Asistida de 1988 ya preveía un mecanismo para paliar controlar el límite de nacidos por donante. El año pasado se presentó este registro, el  Sistema de Información de Reproducción Humana Asistida (SIRHA) que permitirá un control centralizado de la actividad, de las donaciones y de la trazabilidad de las células.

Al introducir el nombre en el programa SIRHA, este mostrará si un donante ha pasado ya por otra clínica, qué pruebas se le han hecho y para cuántos ciclos se han utilizado sus muestras. Y, lo que es más importante para los médicos, el seguimiento de los embarazos. Se podrá así detectar si hay alguna alteración fetal que haya que tener en cuenta para bloquear una donación.

Hasta ahora, el centro comunica al banco de semen la anomalía que bloquea las muestras, pero no está descartado que ese donante pueda ir a otro banco de semen.

¡ Primera visita gratuíta !

Pide más información sin compromiso
CRA Barcelona



(Visited 171 times, 1 visits today)