El reto más bonito de nuestra vida: la maternidad compartida

pareja lesbianas maternidad compartida

Es una de las preguntas que acaba saliendo en una conversación de pareja, como muy tarde, al año de relación: ¿quieres tener hijos? Hasta hace 15 años pocas parejas de mujeres se lo planteaban, así en común: básicamente era imposible formar una familia de dos madres, al menos reconocida legalmente.

Hoy en día, la pregunta también aparece en las conversaciones de parejas lesbianas: ¿quieres ser madre? ¿te ves con una maternidad compartida? Como pareja, es sin duda el reto más bonito nuestra vida, aunque no siempre sea fácil. Pero como dice el gran escritor:

Cuando quieres algo, todo el universo conspira para ayudarte a conseguirlo.Paulo Coelho

Paulo Coelho nos anima con esta cita a desear con todas nuestras ganas lo que queremos conseguir, porque cuanto más desees, más posibilidades tendrás. Seguro que encontraréis otras frases de la vida bonitas que os pueden ayudar a tomar la decisión más importante de vuestra vida.

Pasar por un tratamiento de reproducción asistida es una de las experiencias más estresantes que puede vivir una pareja. Afrontarse a la incertidumbre, tener en la punta de los dedos el anhelado embarazo o  pensar en la posibilidad de la infertilidad. Conseguir el embarazo es realmente un reto.

En el blog hemos escrito algunos artículos que os darán la información suficiente y os pueden ayudar a conocer mejor todo el proceso.

  1. ¿Nos tenemos que casar? Únicamente si deseáis hacer el Método ROPA
  2. ¿Quién de las dos es más fértil? Es importante conocer vuestra reserva ovárica, para ello solo tenéis que haceros una analítica y una revisión ginecologica.
  3. ¿Por qué no me quedo embarazada a la primera? Es lo más normal del mundo. Las parejas heterosexuales no van contando por ahí cuantas veces lo han intentado, antes de conseguir el embarazo. De hecho, no se aconseja que acudan a un centro de reproducción asistida hasta pasado un año de intentos “sin protección”
  4. Los riesgos de la inseminación casera: el control de calidad post decongelación y los temas legales a la hora de inscribir al bebé en el Registro Civil.
  5. El embarazo por inseminación natural: la mejor alternativa y más segura que la inseminación casera. Sin medicación, el embarazo de la forma más natural posible.
  6. Toda la información sobre el Método ROPA: la reserva ovárica, el test de portadores de enfermedades genéticas, la elección del donante, la medicación.

Pero ¿y con la llegada del bebé? Sin duda es lo más bonito que nos puede pasar en la vida. Pero, y no queremos ser aguafiestas, vuestra vida de pareja y la de cada una cambiará por completo. Menos horas para nosotras, máxima dedicación al bebé, y más tarde al niño/a. Cansancio, falta de sueño, discusiones, etc.

Pero también sonrisas, alegría, felicidad, sorpresas, cariño, ternura. No hay amor más grande que el que se da desinteresadamente a un hijo/a, no hay nada más bonito en la vida. ¿Imaginas lo que es poder compartirlo con ella?

Y finalmente, un último apunte, a modo de abogado del diablo: Dejar todos los temas legales bien “atados”. Tenéis que firmar las dos el consentimiento informado en el centro de reproducción asistida ante de realizar el tratamiento. En él ambas expresáis estar de acuerdo con el tratamiento de fertilidad y aceptáis también la responsabilidad del bebé que sea concebido. Sin éste documento, sólo la madre gestante sería la “responsable” de ese bebé nacido, y la otra madre debería pedir una adopción para que ser reconocida como tal.

Antes de tomar la decisión más importante de vuestra vida, pensar que ese bebé os unirá para siempre, en lo bueno y en lo malo, en la riqueza y en la pobreza, y aunque vuestra relación – esperemos que no- acabe en separación. En cualquier caso:

Siempre gana quien sabe amar. Hermann Hesse.

¡ A por todas !

¡ Primera visita gratuíta !

Pide más información sin compromiso

(Visited 46 times, 1 visits today)