El divorcio en parejas de mujeres

divorcio en pareja de mujeres

El divorcio en parejas de mujeres existe. No somos perfectas, y esa presión por demostrar que somos parejas perfectas y las mejores  madres, puede acabar con cualquiera. Sin embargo, ¿cuantas parejas de mujeres explican que se han divorciado? ¡ Rompamos el tabú !

Tras la larga lucha por conseguir la aprobación del matrimonio homosexual parece que un divorcio homosexual sea mucho peor que un «divorcio tradicional». ¡ Qué gran chasco !

Hemos iniciado una serie de artículos en los que os pedimos que nos expliquéis vuestra historia de maternidad, vuestra creación de la familia. Nos ha sorprendido que 2 de las 10 parejas con las que hemos podido hablar nos han explicado que se han divorciado, y que «por el momento» prefieren no hablar de ello.

La custodia compartida en pareja de mujeres

Quizás la única diferencia respecto a un matrimonio heterosexual sea a la hora de decidir quién se queda con los niños.

Las madres deben decidir la custodia, el régimen de visitas, la pensión de alimentos, etc. El vínculo biológico parece pesar mucho, sobretodo si la decisión de la maternidad no fue de la madre

Ana y Marta se divorciaron hace 2 años. Los dos niños, de 3 y 5 años, nacidos durante el matrimonio conviven con Ana, madre biológica, porque consideran que todavía son demasiado pequeños para ir de una casa a la otra.

Un ejemplo completamente diferente es el de Inés y Georgina, madres por el Método ROPA hace 4 años, y separadas, todavía no divorciadas, hace 15 meses. Han establecido una custodia compartida, en el que la pequeña pasa una semana en casa de una madre y la siguiente en casa de la otra.

Y finalmente también hemos conocido el caso de Idoia y Laura, madres de dos niñas de 5 y 3 años. En su caso, el vínculo biológico no ha tenido ningún peso. Idoia es la «madre principal», de un divorcio en el que se pactó la custodia compartida, pero que Laura se salta a la torera, según sus necesidades vitales. Nos explica Idoia.

Como se formaliza el divorcio

Para poder formalizar el divorcio, la pareja ha de presentar un convenio regulador en el juzgado de la última residencia, e ir acompañados de un abogado y un procurador que presentaran la demanda de divorcio. Sí, parece todo muy frío, pero así son los divorcios.

En dos meses, el juez citará a la pareja para ratificar el convenio de mutuo acuerdo. Fiscalía lo revisar-a para garantizar el bienestar de los hijos, y el juez acabará dictando un decreto reconociendo el divorcio así como las condiciones que hayan establecido las partes.

Si la pareja no llega a ningún acuerdo, no será posible realizar una separación de mutuo acuerdo, con lo que solo cabrá tramitarlo por la vía del procedimiento de divorcio contencioso y el juez decidirá las condiciones del mismo.

Si el divorcio es consensuado, además de evitar situaciones traumáticas innecesarias, el trámite legal también será más barato.

En comunidades como Aragón, Navarra, Cataluña y la Comunidad Valenciana las madres no tienen que estar de acuerdo para optar por la custodia compartida. Si no se llega a un acuerdo previo, es imprescindible solicitarlo ante el juez, quién decidirá dando prioridad siempre al bienestar de los hijos.

¡ Primera visita gratuíta !

Pide más información sin compromiso
CRA Barcelona



(Visited 179 times, 1 visits today)