Derecho de residencia en EU para cónyuges homosexuales

residencia en EU para cónyuges homosexuales

El cónyuge homosexual de un ciudadano o ciudadana europeo tiene derecho a la residencia en la UE. Así lo ha dictaminado el Tribunal de Justícia de la UE, a pesar que en el país donde se solicite no reconozca el matrimonio homosexual.

La decisión implica que los países de la Unión Europea han de conceder el derecho de residencia al cónyuge, independientemente de su nacionalidad. El tribunal considera que los países no pueden obstaculizar a un ciudadano europeo su derecho a “circular i residir libremente en la UE” y considera que denegar el permiso de residencia del cónyuge homosexual supondria limitar el derecho a la libre residencia.

La sentencia considera que la decisión no va en contra de la libertat que tienen los estados miembros de legalizar o no el matrimonio homosexual:

Aunque los estados miembros tiene la libertad de permitir autorizar o no el matrimonio entre personas del mismo sexo, no pueden obstaculizar la libertad de residencia de un ciudadano de la Unión denegando a su cónyuge del mismo sexo, nacional de un estado no miembro de la UE, la concesión del derecho de residencia.”

“No va en contra de la identidad nacional ni amenaza el orden público del estado miembro que concierne”

En concreto, el tribunal,  con sede en Luxemburgo, ha concluido que el concepto de “cónyuge”, en el sentido del derecho de la UE en materia de libertad de residencia de los ciudadanos y de los miembros de sus familias, incluye a personas del mismo sexo.

La justicia europea se ha pronunciado a raíz del caso de un matrimonio formado por un ciudadano rumano y otro norte americano que en el año 2012 solicitaron en Rumania los documentos para que el americano pudiese trabajar y residir en Rumania con su pareja. La pareja se había casado en Bruselas ese mismo año.

Las autoridades rumanas negaron el derecho de residencia al solicitante con el argumento que en Romania no se podía considerar cónyuge de un ciudadano de la UE porque no se reconocían a los matrimonios entre personas del mismo sexo. De hecho, Romania no despenalizó la homosexualidad hasta principios del año 2000.

El caso llegó hasta el Tribunal Constitucional rumano que solicitó al Tribunal Europeo si un cónyuge homosexual de un ciudadano de la UE tenia derecho a la residencia permanente en el país donde no es legal este tipo de matrimonio. Dieciséis países de la UE reconocen el matrimonio homosexual i en otros se ha creado la unión civil de parejas.

La sentencia es un gran hito para todas las familias LGTB europeas. Es una demanda que se reclamaba desde las asociaciones de familias, agrupadas baja la NELFA.

¡ Primera visita gratuíta !

Pide más información sin compromiso

(Visited 107 times, 1 visits today)