¿Cuándo es mejor empezar el tratamiento de reproducción asistida?

Cuándo es mejor empezar el tratamiento de reproducción asistida

Nuevo año, nuevos propósitos y nuevos planes. Pero, en el caso de una pareja de mujeres, ¿cuándo es mejor empezar el tratamiento de reproducción asistida?

La mejor edad para comenzar un tratamiento de fertilidad

A la hora de plantearse un embarazo lo primero es tener en cuenta la edad, sobre todo de la mujer que vaya quedarse embarazada mediante una inseminación o vaya a aportar el óvulo, en el caso del Método ROPA. Como ya habrás leído sobre la reserva ovárica,  la calidad de los óvulos empeora con la edad y la dotación cromosómica de los óvulos también empeora con el tiempo.

Los efectos se aceleran a partir de los 35 años, edad a partir de la cual ” hemos de tener un poco más de prisa” si queremos quedarnos embarazadas. Se recomienda acudir a un ginecólogo para que analice el estado de la reserva ovárica, y así poder conocer cuanto margen tenemos. En general, la mejor edad para comenzar un tratamiento de fertilidad es antes de los 35 años.

Si hay problemas de salud mejor no esperar

Si quién desea llevar a cabo el embarazo, la que llamamos madre gestante, tiene problemas ya diagnosticados de salud y éstos comprometen su salud reproductiva, no podéis esperar mucho más.

En el caso, por ejemplo, de endometriosis o síndrome de ovario poliquístico, la recomendación es que os pongáis en manos de una unidad experta, como las que tienen en CRA Clínica Sagrada Familia.

En el caso del hipotiroidismo autoinmune, se recomienda intentar tener los valores de los anticuerpos de la tiroides lo más bajos posible, y que la TSH esté siempre en un valor por debajo de 2. No solo facilitará que te quedes embarazada, también ayudará a la implantación del embrión, su evolución y  la gestación.

Otras patologías que tienen que activar vuestra alarma es por ejemplo la diabetes, la resistencia a la insulina, o si tienes infecciones vaginales recurrentes. Es conveniente investigar qué tipo de infección, porque algunas de ellas también pueden darte problemas, tanto en la implantación, como en el posterior seguimiento del embarazo.

Si tienes un problema anatómico en el útero, también debes ocuparte previamente, ya sea un septo, una pared, un útero en forma de T… hay muchas malformaciones uterinas que pueden provocar abortos. Por ello, además de las analíticas, y antes de establecer un tratamiento, el especialista en fertilidad realizará una ecografia vaginal para comprobar que el útero de la madre gestante está en perfectas condiciones.

En definitiva, el mejor momento para  empezar el tratamiento de reproducción asistida es ahora, o como mínimo, iniciar las primeras pruebas para conocer la fertilidad de cada una y establecer un plan de maternidad realista, que englobe tanto los deseos como las realidades físicas y de fertilidad de ambas.

¡ Primera visita gratuíta !

Pide más información sin compromiso

(Visited 714 times, 1 visits today)