Queremos hijos: ¿nos tenemos que casar?

pareja mujeres hijos matrimonio

Somos una pareja de mujeres y queremos quedarnos embarazadas, ¿hemos de estar casadas?” Esta es una de las preguntas más comunes que llegan al centro de reproducción asistida de parejas lesbianas que quieren ser madres.

Los criterios y requisitos para el acceso como pareja de mujeres a un tratamiento de reproducción asistida son los mismos que para una pareja heterosexual o una mujer soltera, no tenéis que estar casadas, pero debéis firmar ambas el consentimiento informado conforme se trata de una decisión conjunta y ambas asumís la filiación del bebé concebido.

Ahora bien, si queréis realizar el Método ROPA, entonces tendréis que presentar el libro de familia, es decir, tenéis que estar casadas. El Método ROPA se considera una donación no anónima de óvulos, y por tanto debéis ser matrimonio.

Ahora bien. Una cosa son los requisitos en reproducción asistida, el acceso al embarazo,   y otros los requisitos en la inscripción en el registro civil. En el caso de las parejas de mujeres que deseamos tener hijos, la comunidad autónoma donde residimos es determinante a la hora de legalizar nuestra futura familia.

La Ley de Reprodución Humana  Asistida (artículo 7.3) establece que: “cuando la mujer estuviere casada, y no separada legalmente o de hecho, con otra mujer, esta última podrá manifestar conforme a lo dispuesto en la Ley del Registro Civil que consiente en que se determine a su favor la filiación respecto al hijo nacido de su cónyuge”. De ello se interpreta que las parejas de mujeres tenemos la obligación de estar casadas para que pueda determinarse la filiación  de nuestros hijos e hijas a favor de ambas.

En Aragón, Catalunya, Navarra, Galicia y País Vasco, prevalece el código foral en cuestiones civiles sobre la ley española, y cada caso es distinto.

En cualquier caso el documento de consentimiento informado que os proporciona el centro de reproducción asistida es vuestra garantía frente a terceros que el embarazo se ha conseguido mediante un donante anónimo. Es un documento que rompe la presunción de paternidad y por tanto cualquier posible demanda de paternidad.

Pareja de mujeres residente en Cataluña

Si residís y estáis empadronadas en Cataluña, vuestros derechos como pareja de mujeres y futura familia lesbiana están amparados por:

A efectos de filiación, es decir, a la hora de inscribir a vuestro bebé en el registro civil como hijo de ambas madres, debéis haber formalizado vuestro vínculo como pareja, ya sea mediante el matrimonio o el de pareja de hecho y presentar el documento del consentimiento informado del centro de reproducción asistida. Es decir, en el registro civil no os pueden pedir  que estéis casadas en matrimonio, pero sí que seáis pareja de hecho.

¿Y si no hemos ido a un centro de reproducción asistida?

Si habéis optado por una inseminación casera con semen de un amigo o comprado por internet – os recomendamos leer “Riesgos e inconvenientes de una inseminación casera” – en vuestro caso, gracias a los últimos cambios en el registro civil y dado que no existe un documento que rompa la presunción de paternidad, deberéis estar casadas.

En caso que el donante no sea anónimo,  la filiación es impugnable. Es decir, el donante de semen podría reclamar su derecho de paternidad, y un juez se la otorgaría. Estaría por ver cómo se pronunciaría el juez  sobre los derechos de filiación de la madre no gestante. En el caso de comprar el semen en un banco extranjero, os recomendamos asesoraros bien con un abogado experto en derecho internacional, sobre los derechos del donante internacional.

En resumen:

  • Para iniciar el tratamiento, no debéis estar casadas salvo que queráis realizar el Método ROPA
  • Para inscribir al bebé en el registro civil, debéis estar casadas, o pareja de hecho (si residís en Cataluña).

¡ Primera visita gratuíta !

Pide más información sin compromiso

(Visited 452 times, 1 visits today)