Método ROPA y requisitos de fertilidad

Método ROPA y requisitos de fertilidad

El Método ROPA es uno de los tratamientos de reproducción asistida con las mejores tasas de embarazo, alrededor del 70%, según la edad de la mujer que aporta el óvulo. Dos son los factores esenciales de este éxito: la calidad de los óvulos y la selección del mejor embrión fecundado.

Método ROPA y reserva ovárica

Directamente relacionado con la calidad de los óvulos está la reserva ovárica. Ésta es básica a la hora de determinar la fertilidad de la mujer que aporta el óvulo. La reserva ovárica hace referencia a la cantidad de células con potencial de evolucionar a óvulos. Es decir, es la cantidad de óvulos que fabricarán nuestros ovarios a lo largo de nuestra vida fértil. Es un número limitado, que se determina antes de nacer.

Existe una relación inversamente proporcional entre la edad y la reserva ovárica. A mayor edad, menor es la reserva ovárica, se precisa de mayor medicación para estimular los ovarios y se obtienen menor número de óvulos y por tanto menor numero de embriones a transferir. Pero la edad también afecta de forma negativa a la calidad de los óvulos y por tanto a la calidad de los embriones fecundados. De ahí que la edad de la mujer que aporte el óvulo en el Método ROPA sea uno de los factores más importantes  a la hora de conseguir el embarazo.

A partir de los 35-37 años, hay un importante descenso de la reserva ovárica, y es importante iniciar el Método ROPA antes de los 35 años de quién va a aportar el óvulo o en cualquier caso no posponerlo pasados los 38 años. En cualquier caso, con una simple analítica se puede conocer vuestra reserva ovárica y proseguir con vuestro plan de embarazo, o variarlo para asegurar el éxito.

Otros factores a tener en cuenta

Morfológicos: La ventaja que tenemos las parejas de mujeres en reproducción asistida es que disponemos de 4 ovarios y 2 úteros. A parte de conocer la reserva ovárica, antes de iniciar un Método ROPA, quien vaya a gestar al bebé, deberá realizarse una ecografía vaginal para comprobar que tanto el útero como el endometrio se encuentran en perfectas condiciones y no hay pólipos, quistes, endometriosis, etc, elementos que pueden perjudicar la implantación del embrión.

Genéticos: A veces, con embriones aparentemente de alta calidad se producen fallos de implantación del embrión, interrupción del desarrollo embrionario o abortos espontáneos que a menudo están relacionados con causas genéticas. Realizar un cariotipo de quien aporte el óvulo puede ayudar a detectar anomalías. Tras dos intentos, se aconseja realizar un Diagnóstico Genético Pre Implantacional, un sistema de análisis que permite detectar alteraciones cromosómicas y/o mutaciones génicas en los embriones antes de su implantación en el útero materno.

Método ROPA y la selección embrionaria

No os obsesionéis con el numero de óvulos obtenidos o de embriones en desarrollo. Para conseguir el embarazo sólo necesitáis un solo buen embrión. Tan importante como la calidad del óvulo es la selección embrionaria que realiza el biólogo, y para ello, a parte de su formación y experiencia, es esencial que el centro de reproducción asistida disponga de la tecnología más avanzada. A fecha de hoy, el mejor incubador time-lapse que existe es el Geri Plus que permite realizar la mejor selección embrionaria.

Geri Plus ha revolucionado el cultivo embrionario, el momento más crítico y esencial para la supervivencia fuera del útero materno.  Una vez el óvulo es inseminado, empieza a dividirse en células cada vez más pequeñas hasta transferirse al útero materno.

Este proceso se lleva a cabo durante los primeros días de vida del embrión en un incubador artificial. De ahí la importancia de mantener unas condiciones homogéneas y óptimas para su desarrollo.  La nueva tecnología que incorpora el incubador Geri Plus permite un control personalizado de los embriones de cada paciente y una mejor clasificación según su desarrollo.

Preservar vuestra fertilidad

Vuestra fertilidad tiene fecha de caducidad. Si ahora no es el momento más oportuno, bien por trabajo, por no encontrar una estabilidad económica o por querer esperar, la vitrificación de los óvulos es una buena elección. Una o ambas podéis congelar vuestros óvulos para poder fecundarlos más adelante, cuando sintáis que es el momento.

Los óvulos tendrán la edad en la que fueron vitrificados, de forma que las opciones de lograr el embarazo serán mayores. A diferencia de otras técnicas de congelación, la vitrificación es la técnica más segura que permite obtener una supervivencia mayor a la descongelación. Se basa en evitar la formación de cristales de hielo en el interior celular evitando que se destruyan en el momento de la descongelación. La tasa de supervivencia del óvulo es superior al 85%.

Déjanos tu comentario

Loading Facebook Comments ...
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡ Primera visita gratuíta !

Pide más información sin compromiso

(Visited 975 times, 1 visits today)