El primer colegio público en el proyecto Escuelas Rainbow

escoles rainbow madres lesbianas

Este año, el inicio de curso es más esperanzador. Una escuela en Barcelona será el primer centro público catalán en el que se aplicará el programa “Escuelas Rainbow” de la Asociación de Familias LGTBI, con la que colaboramos. Se trata de la escuela Turó Blau del barrio barcelonés de Sant Andreu del Palomar

El proyecto, que dura dos años, ya se ha aplicado en otros centros concertados y privados, y se realizará gracias a la subvención de La Filadora, el fondo de solidaridad de los concejales de Barcelona en Comú, que financiará los 4.000 euros por curso que cuesta.

El proyecto “Escuelas Rainbow” es un programa para prevenir las conductas homófobas y la marginación social de las personas LGTBI y de sus familias en las escuelas de infantil y primaria. Tres profesionales de la FLG formarán a los docentes, a las juntas directivas y al personal no docente de los centros y ayudarán a los profesores a incluir materiales didácticos (como libros o películas) en sus clases, sea cual sea la materia.

Además, durante el segundo año, el centro debe organizar unas jornadas para celebrar la diversidad, a través de actividades, charlas o cineforos.

En los talleres, los formadores explican a los profesores temas como la diferencia entre género, sexo y orientación sexual, o la afectación que puede tener el binarismo en las personas que no lo pueden cumplir, siempre con el objetivo de que este conocimiento lo trasladen después a sus clases, con un lenguaje adaptado a los más pequeños. Esto se consigue a través de materiales didácticos que la entidad pone a disposición de los centros, ya sean libros o largometrajes.

Por ejemplo, la asociación facilita dos documentales que ha rodado: “Hom Baby Boom”, dirigido por Anna Boluda y que aborda el papel de las familias LGTBI, y “Right to Love”, de la directora Adaia Teruel, que trata la situación legal de las familias LGTBI en los diferentes países de Europa.Guardar

El programa también llevará a la escuela a un cuentacuentos y prestará varios libros para que los profesores los trabajen en clase, como “Aitor tiene dos madres”, “El gran libro de las familias”, “Las cosas que le gustan a Fran”, “Papá, papi y yo” y “La princesa valiente”.

La tercera Escuela Rainbow en Cataluña

El Turó Blau se suma a Escola Sant Felip Neri en Barcelona y Les Aigües de  Cardedeu, dos centros concerrtados que hace años ya iniciaron  un proceso de cambio para incorporar el proyecto en sus aulas. En los tres casos, ha sido la perseverancia, diálogo y lucha de las madres y padres homosexuales para provocar un cambio en el centro, junto con la “sensibilidad” de los equipos directivos y el claustro.

Hasta ahora, los problemas con los que se ha encontrado la FLG para adaptar las “Escuelas Rainbow” han sido variados, desde la negativa de la dirección a adaptar los documentos a la realidad de dos madres o dos padres, a atribuir los problemas escolares a la falta de un rol de “padre”, hasta ignorar la necesidad de educar ahora para prevenir problemas futuros. El año pasado aunque se presentó el proyecto a la Generalitat, no han conseguido ningún compromiso desde el Departament d’Ensenyament. “Nos hubiese gustado  contar con el apoyo de la Generalitat,” comenta Katy Pallás, presidenta de la FLG, que lamenta que con su silencio incumplen el el artículo 12 de la Ley catalana contra la Ley catalana contra la LGTBIfobia

El proyecto surgió hace tres años porque las familias venían a su entidad a pedir referencias sobre escuelas seguras, en las que sus hijos no fueran discriminados, ya sea por su orientación o identidad sexual o la de sus madres y/o padres. El hecho que niños y niñas, independientemente de su situación familiar, identidad de género o orientación sexual, escuchen desde pequeños palabras como gay, lesbiana o trans es imprescindible para la cotidianiedad de la dfierencia y para romper el estigma que pesa sobre estas palabras. Y la mejor manera de hacerlo es a través del acompañamiento de  sus maestros.

El programa, que fue finalista del Premio Constanza Alarcón a la Innovación 2015, está inspirado en otro similar que se lleva a cabo en Inglaterra desde hace diez años y es el único de este tipo en Cataluña ya que, aunque sí que se imparten talleres esporádicos, no hay una “educación en la diversidad sostenida”, asegura Pallàs.

¡ Primera visita gratuíta !

Pide más información sin compromiso

(Visited 368 times, 1 visits today)